Glosario Fotográfico

Este glosario nace como respuesta a la necesidad de contar con definiciones concretas para ciertos terminos que se utilizan frecuentemente en el area fotográfica. Se incluyen, además por primera vez, conceptos que son fundamentales para una adecuada definición y caracterización de nuestro Catálogo Digital Fotográfico.

Eberhard, efecto

Fenómeno que ocurre a veces durante el revelado y que consiste en la formación de zonas muy pequeñas de densidad superior a la de otras mayores que han recibido el mismo grado de exposición. Debe su nombre al físico alemán Gustav Eberhard, que lo describió en 1962. Su origen, igual que el de los efectos de borde, está en el agotamiento y desplazamiento de la solución reveladora; en efecto, cuando una zona de densidad es muy pequeña (de menos de alrededor de 1 mm de diámetro) se comporta toda ella como un borde.

Eje óptico

Línea imaginaria que recorre los centros de un sistema óptico (de un objetivo compuesto, por ejemplo) y forma ángulo recto con el plano de la imagen. La luz que lo recorre no se refracta y está, pues, libre de distorsiones.

Electrofotomicrografía

Fotografía con el microscopio electrónico, instrumento mucho más potente que el óptico convencional. En el microscopio electrónico, un filamento de tungsteno emite un haz de electrones de alta velocidad que es enfocado sobre la muestra y dirigido hacia una pantalla fluorescente por una serie de elementos electromagnéticos, más o menos como si se tratase de un haz luminoso. La imagen producida por los electrones puede registrarse directamente en una película que se monta tras la pantalla.

Electrónico, flash

Fuente de luz artificial de muy corta duración y gran intensidad generada por una descarga eléctrica entre dos electrodos situados dentro de un tubo lleno de gas. La descarga eléctrica se produce cuando el mecanismo de sincronización del obturador de la cámara cierra un circuito eléctrico. El flash se alimenta con pilas secas, baterías recargables o conectado a la red.

Eliminador de hipo

Solución que elimina las trazas de hipo de los negativos o las copias y reduce el tiempo de lavado. Se usa sobre todo en el procesado rápido.

Emborronamiento o falta de definición en la imagen

Indefinición de la imagen debida al movimiento del motivo o de la cámara, a un fallo de enfoque o a alguna aberración del objetivo. Aunque suele producirse de forma casual y puede utilizarse creativamente, en particular, para dar sensación de movimiento. En este caso se procede de alguna de estas dos formas: se utiliza una velocidad de obturación baja, que no pueda fijar el movimiento del motivo que, por tanto, aparecerá borroso; o se sigue con la cámara al motivo, que aparecerá en tal caso nítido contra un fondo borroso. Según la velocidad de obturación y, por tanto, el grado de emborronamiento, los resultados oscilan entre una viva sensación de movimiento y la más pura abstracción. Las exposiciones prolongadas del agua en movimiento dan lugar a efectos particularmente atractivos. También aparecen borrosas las zonas de la fotografía situadas fuera del alcance de la profundidad de campo; el hecho puede aprovecharse haciendo uso del enfoque selectivo.

Emulsión

Capa sensible a la luz de las películas y papeles fotográficos. Está formada por una suspensión en gelatina de granos ultrafinos de haluros de plata. En los materiales en color contiene, además de los haluros, moléculas de pigmentos o copulantes de color.

En los primeros tiempos de la fotografía las emulsiones fueron de muy variada naturaleza y algunas producirán efectos notables. El papel al platino, por ejemplo, producía negros aterciopelados extraordinariamente profundos a los que el fotógrafo británico Frederick Evans era tan aficionado que dejó la fotografía cuando, durante la Primera Guerra Mundial, el papel dejó de fabricarse. Actualmente hay todavía fotógrafos, como Irving Penn, que preparan sus propias emulsiones para positivar, a veces incluso con oro o con platino. Además, se observa un creciente interés por los antiguos procesos de positivado con papeles especiales.

Endoscópica, fotografía

Técnica de fotografiar zonas pequeñas e inaccesibles a una cámara normal con ayuda de un endoscopio. Este instrumento consiste en un largo tubo con fibras ópticas y una fuente luminosa que transfiere a un extremo la imagen que recoge por el otro y al que puede acoplarse una cámara mediante el oportuno adaptador. Se desarrolló para la medicina, que sigue siendo su campo de aplicación más importante (permite fotografiar el interior del cuerpo humano), aunque cada vez se emplea más en la industria (para fotografiar detalles de máquinas, por ejemplo) y en campos más especializados, como la fotografía de maquetas a escala. Véase también Fibra óptica.

Endurecedor

Compuesto que aumenta la resistencia de la emulsión de gelatina a los agentes físicos, como los roces y las altas temperaturas propias del procesado y secado. Se incorpora al fijador o se aplica al final del proceso.

Enfoque

Ajuste de la distancia entre el objetivo y la película para obtener una imagen nítida del motivo. Salvo en las cámaras muy elementales (provistas de un objetivo fijo con una abertura de diafragma suficientemente pequeña como para que todo lo situado más allá de uno o dos metros de distancia quede a foco), siempre hay algún mecanismo que permite este cambio de distancia entre objetivo y película. En las de gran formato suele consistir en el desplazamiento del panel del objetivo respecto al de la película, al que va conectado por medio de un fuelle (el panel posterior con la película suele permanecer fijo, ya que determina el aumento o tamaño de la imagen); en las cámaras más pequeñas el enfoque suele hacerse con un mecanismo de rosca. En las cámaras de gran formato y en las réflex el fotógrafo ve en todo momento en una pantalla de enfoque una imagen exactamente igual a la que recogerá la película, por lo que el enfoque se examina visualmente y de forma directa. En las cámaras no réflex, en la que la imagen no se ve a través del objetivo, el enfoque se hace por estimación a la distancia (las cámaras más sencillas llevan a veces una escala de símbolos, como una cabeza para distancias cortas y unas montañas para las más largas, con unas pocas posiciones fijas) o con un telémetro. El funcionamiento de éste se basa en la comparación entre las imágenes producidas por un par de espejos (o de prismas) que modifican sus posiciones respectivas al enfocar el objetivo; cuando las dos imágenes coinciden (según el diseño, cuando quedan perfectamente superpuestas o cuando sus dos mitades se reúnen), el enfoque es perfecto. La pantalla de enfoque de muchas cámaras SLR incorpora además un telémetro de imagen partida, y a veces un anillo de microprismas que presenta una imagen descompuesta cuando no está enfocada y perfectamente transparente cuando lo está. Véase también Enfoque Automático y Enfoque diferencial.

Enfoque automático

Mecanismo que en algunas cámaras enfoca el objetivo automáticamente. El más empleado funciona sobre el mismo principio que el telémetro: por comparación de las perspectivas de la misma escena que dan dos espejos montados en el interior de la cámara; uno es fijo y el otro se mueve y, por tanto, presenta una visión cambiante del motivo. Las imágenes de los dos pasan a un comparador electrónico, que cuando determina que el contraste entre luces y sombras es idéntico en las dos, detiene el movimiento del objetivo. Todo ocurre con una rapidez casi instantánea. Hay otro sistema que se basa en la detección del eco: al pulsar el disparador la cámara emite un haz de ultrasonidos hacia el motivo, que los refleja de nuevo hacia aquella; en ésta, el reflector calcula la distancia a partir del tiempo que ha empleado el haz de ultrasonidos en ir y volver y oera a su vez un motor que enfoca el objetivo. Hay una variante de este sistema que utiliza un haz de radiación infrarroja, invisible al ojo humano. El enfoque automático tiene un interés obvio en reportaje y en fotografía "por sorpresa", aunque impide el enfoque selectivo y comete errores con cierta frecuencia. El sistema de imágenes coincidente no funciona por luz débil por insuficiencia de contraste, y es fácilmente confundido por motivos ornamentales repetitivos (franjas, etc). Los basados en la emisión de ultrasonidos o infrarrojos funcionan con poca luz (y en completa oscuridad), pero no a través de los cristales, que reflejan el haz emitido. El enfoque automático es ya muy frecuente en cámaras de óptica fija, pero su aplicación a las SLR está aún dando los primeros pasos. También disponen de mecanismos de enfoque automático algunas cámaras tomavistas y proyectores de diapositivas.

Enfoque diferencial

Aprovechamiento de una profundidad de campo limitada para hacer que una parte de la imagen fotográfica aparezca nítida y las otras difusas. Es un procedimiento muy interesante para destacar al centro de atención del resto que además crea sensación de profundidad y sugiere el ambiente de la escena. También se le llama enfoque selectivo.

Enfoque por zonas

Técnica de preselección de la abertura y el enfoque de forma que la profundidad de campo cubra toda la zona en la que se supone aparecerá el motivo. Es muy útil en deportes y fotografía de acción y en cualquier caso en que no dé tiempo a enfocar con precisión en el momento de disparar. El término describe también un sistema de enfoque característico de las cámaras más elementales y que está limitado a unas pocas posiciones marcadas por símbolos, como una cabeza para la mínima distancia y unas montañas para la máxima.

Enmascaramiento

Conjunto de técnicas encaminada a impedir que la luz alcance determinadas zonas de la imagen. Así, algunas ampliadoras llevan en el portanegativos unas tiras metálicas móviles que enmascaran las partes del negativo que no quieran reproducirse en la copia. El emparedado da lugar a formas más complejas de enmascaramiento.

Esmaltado

Acabado que se da a los papeles brillantes secándolos en contacto con una superficie cromada muy pulida y por lo general caliente.

Espectro

Conjunto de todas las radiaciones electromagnéticas; en el contexto de la fotografía se llama así al espectro visible, región del espectro electromagnético detectada por el ojo humano como luz. La radiación electromagnética es energía pura producida en diferentes longitudes de onda; las ondas de radio, que ocupan un extremo del espectro, tienen longitudes relativamente grandes, mientras que los rayos gamma, que ocupan el otro, tienen longitudes muy pequeñas y son muy penetrantes y peligrosos. Cada región del espectro puede ser detectada por instrumentos apropiados, como un receptor de radio o un contador geiger, y tiene aplicaciones industriales y científicas propias. La banda visible al ojo humano es muy estrecha (ciertas especies de serpientes perciben la radiación infrarroja, y algunos insectos, en particular las abejas, ven la radiación ultravioleta). Puede resolverse en sus colores constituyentes por medio de un prisma, que descompone la luz blanca en bandas de color rojo, naranja, amarillo, verde, azul, índigo y violeta. Existen materiales fotográficos especiales sensible a algunas otras radiaciones, sobre todo a la infrarroja, a la ultravioleta y a los rayos X y gamma.

Estabilización

Proceso químico que convierte en estable los haluros de plata no usados de una copia. Se emplea en lugar del fijado y el lavado cuando la rapidez es más importante que la permanencia.

Estereoscopía

La estereoscopía o fotografía estereoscópica es la producción de imágenes fotográficas capaces de dar una impresión de profundidad parecida a la que percibe la visión normal o binocular.      

La primera forma práctica de estereoscopía fue inventada en la década de 1830 por el científico inglés Sir Charles Wheatstone y estuvo muy de moda durante el siglo  XIX.      

Se basa en la obtención de dos imágenes desde otros tantos puntos de vista ligeramente diferentes y con un par de objetivos idénticos. Cuando la pareja de diapositivas obtenida  se observa con un visor adecuado que presenta la imagen izquierda al ojo izquierdo y la derecha al ojo derecho, se reproduce el efecto de la  visión binocular. Un divisor de haz permite también la proyección estereoscópica.

La fotografía estereoscópica nunca ha llegado a desaparecer por completo, aunque ha perdido muchos adeptos desde sus días de gloria en la época victoriana. De todas formas acaba de lanzarse al mercado un nuevo sistema con la importante novedad de ofrecer la visión en tres dimensiones directamente sobre una sola copia y sin necesidad de visor ni ningún otro instrumento. La cámara tiene cuatro objetivos, cada uno de los cuales produce un negativo que se procesa de la forma normal. La innovación está en el positivado: las imágenes se integran con toda exactitud en un nuevo material plástico cuya superficie está en realidad constituída por miles de microlentes; la vista recompone las imágenes observadas a través de dichas lentes y percibe una sola escena en tres dimensiones.

Estroboscópica, luz

Fuente luminosa que emite una serie de destellos muy breves en rápida sucesión y se usa para producir exposiciones múltiples de las fases de un movimiento. Los flashes estrobóscopicos, capaces de emitir miles de destellos por segundo, se usan sobre todo en fotografía científica, aunque se han aplicado a otros campos y han permitido obtener magníficas fotografías en el área del deporte.

Exposición

Cantidad total de luz que llega al material sensible durante la formación de la imagen latente. Depende de la luminosidad del motivo y de la cantidad de luz que se deje llegar al material sensible, factor que se controla mediante el tamaño de la abertura y la velocidad de obturación.

Exposímetro

Instrumento que mide la intensidad luminosa y determina los valores de abertura y velocidad de obturación para obtener una exposición correcta. Puede ir incorporado a la cámara o ser independiente de ella. Los independientes o manuales pueden medir la luz que llega al motivo (lectura de luz incidente) además de la reflejada por él (lectura de luz reflejada); los incorporados sólo pueden medir la reflejada. Ambos tipos pueden diseñarse para medir zonas limitadas del motivo (lectura puntual) o una escena completa (lectura general). Los instrumentos incorporados a la cámara suelen dar preferencia a alguna parte determinada del motivo, por lo general al centro del mismo. En cuanto al funcionamiento, todos utilizan la corriente eléctrica que se produce o modifica cuando la luz actúa sobre una célula sensible para desplazar una aguja o iluminar un díodo luminoso (LED). Los díodos están sustituyendo poco a poco a las agujas, porque son más fáciles de leer con luz débil y más fiables, ya que carecen de inercia mecánica. Se utilizan cuatro tipos básicos de células sensibles: 1) de selenio (Se): no necesita pilas, porque genera una corriente eléctrica en presencia de luz, pero resulta poco adecuada para montar en el interior de una cámara porque ha de ser bastante grande para responder a niveles de iluminación bajos; 2) de sulfuro de cadmio (CdS): como las dos que vienen a continuación, esta célula es lo suficientemente pequeña como para encontrar sitio dentro de una cámara y necesita formar parte de un circuito alimentado por una pila, porque lo que varía en presencia de la luz es su resistencia eléctrica; responde bien a la luz débil, aunque con el inconveniente de cierta inercia que le hace retener una lectura durante unos pocos segundos, sobre todo si se trabaja con luz cambiante; por otra parte, las células CdS tienen tendencia a subexponer los motivos rojos por su gran sensibilidad a este color; 3) de silicio (fotodiodo de silicio SPD): es también especialmente sensible a la luz roja , por lo que a veces incorpora un filtro azul, al que debe el nombre de célula azul de silicio. Reacciona rápidamente a la luz y apenas tiene memoria, aunque no es muy fiable a temperaturas extremas; 4) de fosfoarseniuro de galio (GaAsP o GPD): es el tipo más moderno; reacciona rápidamente y es fiable, aunque por el momento la equipan pocas cámaras. Los exposímetros incorporados en las cámaras SLR miden casi sin excepción a través del objetivo (TTL), lo que presenta la gran ventaja de tener en cuenta los filtros y cualesquiera otros accesorios montados ante el objetivo y que pudieran modificar la cantidad de luz entregada a la película. Además, estas cámaras disponen por lo general de objetivos con diafragmas automático, mecanismo que informa al exposímetro de la abertura elegida para fotografiar pero que deja el diafragma totalmente abierto hasta el mismo instante de disparar, de forma que la pantalla de enfoque presenta siempre una imagen luminosa y cómoda de enfocar. Es también normal que el exposímetro esté conectado al diafragma o al obturador para elegir la exposición automáticamente.

Extensión, anillos de

Tubos metálicos que se montan entre el objetivo y el cuerpo de la cámara para aumentar la distancia entre aquel y la película en trabajo de acercamiento. Por lo general se venden en juegos de tres que pueden montarse en cualquier combinación, de forma que constituyen una alternativa más económica, aunque menos flexible, al fuelle de extensión; éste permite la variación continua del aumento, pero es más voluminoso y debe montarse en un trípode. Los tubos pueden ser o no automáticos; en el primer caso llevan las conexiones mecánicas necesarias para asegurar el automatismo del diafragma y la medición a plena abertura.