fotografía patrimonial
Ahora te encuentras en   Inicio Colección
Cerrar     Inicio   Historia   Colecciones   Condiciones generales   Preguntas frecuentes   Contacto Ingresa Registrate

Navega nuestras colecciones

FOTOGRAFÍAS Y DEVOCIÓN
El Archivo Fotográfico del Museo Histórico Nacional resguarda algunas de las fotografías más antiguas que existen en el país de los llamados Bailes Chinos, en especial las de 1901, tomadas por el fotógrafo Alfredo Bravo y las de 1904, de autor desconocido. De los bailes Chinos el que más se destaca por su antigüedad y colorido es el baile de Andacollo, dedicado a la Virgen del Rosario. Estas fotografías han sido fundamentales para su puesta en valor, tanto a nivel nacional como mundial. El año 2014 el Baile Chino fue inscrito en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO, dicho proceso fue posible dado que el año 2013, mediante El Decreto N° 803 del CNCA declara a los Bailes Chinos como expresión del Patrimonio Cultural Inmaterial de Chile.
RETRATAR LA MUERTE
La técnica fotográfica llegó a Chile en 1843, luego de dos intentos fallidos. Los primeros fotógrafos ofrecieron sus servicios a través de avisos publicitarios en periódicos de la época. El fotógrafo francés Philogone Daviette, en 1943 ofrecía por medio de la técnica del daguerrotipo, retratar con perfección y rigurosa exactitud en solo segundos cualquier tipo de vista. También ofrecía ir a domicilio a retratar los difuntos. Con la alta tasa de mortalidad que existía a mediados del siglo XIX y lo poco avanzada que se encontraba la medicina y la prevención de enfermedades, fue común la muerte de familiares y amigos. Aunque en su mayoría fueron niños, también se fotografiaron adolescentes y adultos que nunca habían sido retratados. En ese contexto fue normal encargar este tipo de trabajos para guardarlos como recuerdo y como testigo de su paso por la vida.
de 1